El yogi tiene un anhelo profundo por saber la verdad

 

1.frasesemana1

Los primeros pasos de ser practicante de yoga (asana, pranayama y meditación), son muy importantes ya que generan disciplina, valores, amor por cuerpo, cuidado de sí mismo, armonía e integridad en la vida.  Sin embargo esto no es suficiente, es solo el 5% de una amplia disciplina.  El yoga no termina ahí. La práctica de asanas, pranayamas y meditación no resuelve el problema fundamental, que es el sentido de insatisfacción, limitación y carencia presente en nosotros constantemente.

La práctica de yoga debe desembocar en un proceso mayor de autoconocimiento, porque el yogi ama la verdad, ama el saber, quiere Ser de verdad, tiene un anhelo profundo de saber la verdad.

Conocer la verdad del mundo, de Dios, y del hombre toca el corazón y la mente, toca lo sustancial, la base de toda creación.  El yogi practica, escucha, reflexiona y cambia su actitud hasta poder ver esa verdad con sus propios ojos.

Dependiendo de su ego (que no es un demonio) debe lidiar con pensamientos errados. El camino espiritual es un viaje cognitivo. El yoga nos ayuda a regular ese viaje y nos da un esquema de hacia dónde vamos y como conducir el proceso para sentirnos seguros y confiados mientras avanzamos en la dirección correcta.