El problema fundamental es la ignorancia

7.frasesemana3

Los yoga sutras mencionan que el problema fundamental es la ignorancia, que supone la búsqueda de la plenitud eterna, Nitya Ānanda, de manera imparable, por medio de conseguir objetos (cosas, personas, situaciones), para sentirnos completos.

Esta ignorancia, está presente en el cuerpo causal, debido a Māya, una serie de velos ante nuestros ojos, que nos cubren y no nos dejan ver con claridad. Por ello nuestra búsqueda no cesará hasta que el yoga y su filosofía remuevan Māya y nos dejen ver aquello que ya está en nosotros mismos.

La práctica de yoga, nos va purificando lentamente, la mente se va volviendo luminosa, esto genera una necesidad de autoconocimiento, un deseo intenso de resolver el problema de raíz, un compromiso propio de destruir la ignorancia.  Se crean condiciones adecuadas para que la mente este clara, serena, reconozca sus emociones y pueda abrazar el conocimiento que nos brinda la filosofía ancestral.

El cambio a realizar es cognitivo, entender la conexión entre la plenitud y la comprensión.  Al reconocer lo que somos en realidad, nos damos cuenta que no hay un siguiente paso a dar, un proceso que crear, una tarea a realizar o un objeto a conseguir.

Para obtener algo que ya está presente en nosotros mismos, solo debemos tener conocimiento. Este conocimiento es instantáneo, inmediato, no hay esfuerzo, ni cambio, solo hay entendimiento. Nos damos cuenta de que somos ese ser feliz que buscábamos y que no podíamos ver:

Nitya Ānanda, la plenitud eterna que lo contiene todo, contiene lo limitado (cuerpo, mente, emociones).  Que no tiene cambios, lo eterno no tiene principio ni fin, siempre ha existido, existe y existirá.  Que no está sujeta al tiempo ni al espacio, es pasado, presente y futuro al mismo tiempo.