Cada acción debe convertirse en yoga

7.1.frasesemana7

Karma = Acción, semilla o fruto

La filosofía del yoga acepta la ley del karma como la ley de acción-reacción o causa-efecto.  Lo que nos sucede hoy en la vida es el resultado de un cúmulo de acciones pasadas.

Hay tres tipos de karmas:

  • Sanchita karma: El karma total.
  • Prarabdha karma: Una parte del karma total que se manifiesta en esta vida.
  • Agami karma: Se crea en esta vida por medio de nuestras acciones.

Desde el punto de vista del karma hay 3 tipos de acciones:

1. Acciones sattvicas: De nuestra acción se benefician muchos seres, cuantos más seres se beneficien, más sattvica es. Nosotros debemos estar incluidos en el beneficio, ya que dentro de la acción no debe haber sacrificio. Su mayor contribución es el desarrollo y evolución espiritual, dan purificación de la mente, nos libran de los conflictos emocionales y morales como son: ira, apego, confusión, frustración, envidia, competitividad. Pueden o no traer beneficio material y económico.

2. Acciones rajasicas. De nuestra acción, sólo nos beneficiamos nosotros y nuestra familia primaria. Es normal actuar así, pero el crecimiento espiritual que ofrecen estas acciones es muy lento.

3. Acciones Tamasicas: Acción en la que nosotros somos los principales beneficiarios. Pero en estas acciones hacemos daño deliberado a los demás, son acciones amorales como por ejemplo: mentir, engañar, maltratar, sobornar, etc. Al comienzo parece que las personas que actúan así tienen éxito material, pero tarde o temprano este éxito desaparecerá.  Además la acción tamasica no solo no produce purificación en la mente, ecuanimidad y paz, sino que nos aleja de la vida espiritual y da sufrimiento. Se deben eliminar al máximo estas acciones.

 

Cada acción involucra un resultado futuro, podemos elegir cómo va a ser nuestro futuro si realizamos únicamente acciones positivas, sin embargo no controlamos cuándo ni cómo se presentaran los frutos de esas acciones.

En la búsqueda de la integridad que brinda el yoga, el practicante aprende a conectar sus pensamientos, palabras y acciones, para el beneficio no solo propio sino de todo el universo.