Karma

11.1.1frasesemana11

El cuerpo es el lugar donde ocurren las experiencias y en donde se desenvuelve el karma.

Karma significa acción, semilla o fruto. La ley del karma es la ley de acción-reacción o causa-efecto.  Todo lo que nos sucede hoy en la vida es debido a un cúmulo de acciones pasadas que presentan su fruto en este momento. Hay tres karmas:

  • Sanchita karma: El karma total o global acumulado durante ésta y otras vidas.
  • Prarabdha karma: Una parte del karma total que se manifiesta en ésta vida, en éste momento.
  • Agami karma: Es el karma que estamos creando en esta vida por medio de nuestras acciones.

Todo lo que hacemos hoy involucra una acción que dará resultados más adelante. Lo que nos sucede no es arbitrario, no existe la suerte, todo lo que vivimos tiene una causa verdadera. Por ejemplo nacer en una familia con pobreza extrema o en contra-parte nacer en una familia millonaria, o simplemente tener siempre todas las necesidades cubiertas, entendemos que es por el karma, ya que hay un destino que debemos vivir como resultado de nuestras acciones pasadas.

De acuerdo con esto, según sea nuestro actuar podemos obtener resultados favorables o desfavorables, es decir que podemos elegir cómo va a ser nuestro futuro realizando acciones positivas y dharmicas.

No debemos decir: “Ésto me pasa a mí porque soy desgraciado, soy una víctima”, esta posición es negativa, aniquila a Dios, supone que el mundo y Dios son injustos. Las situaciones que nos parecen injustas se deben analizar con la ley del karma entendiendo que hay una relación estrecha entre Īśvara (Dios), el dharma y el karma.

El yogi acepta la ley del karma y puede ver la relación causa-efecto, aceptando que viene con una biografía de vidas pasadas y que algunos de sus resultados se van a desenvolver y a manifestarse en esta vida, y sabiendo que no tiene control en la forma y momento en que recibe los frutos, ya que nadie excepto Dios controla esta ley.

Como en nuestro cuerpo y nuestra vida tenemos acción, debemos actuar.  Practicar yoga no implica huir de la toma de las decisiones pasando la mayor parte del tiempo meditando. Practicar yoga implica actuar de manera dharmica ofreciendo cada acto a Dios.