Las búsquedas

12.1.1frasesemana12.jpg

El ser humano no está gobernado únicamente por instintos. Una parte es gobernada por los instintos y otra parte por valores, tanto objetivos como subjetivos.  También tiene libre albedrío, y metas a corto, medio y largo plazo.

Estás metas o búsquedas del hombre “Puruṣārthas”, se dividen en 4 categorías:

  • Artha: Es la búsqueda de seguridad: física, biológica, emocional, como por ejemplo la comida, el descanso, el vestido. Tanto en el presente como en el futuro. Está búsqueda no tiene fin y para ello se utilizan mecanismos de control, como la adquisición de seguros, el ahorro de dinero o la tenencia de bienes. Esta búsqueda la compartimos también con los animales.

  • Kāma: Se refiere a la búsqueda del placer, que comienza cuando hemos cubierto mínimamente la búsqueda de seguridad. Este placer da un sentido mayor a la vida y puede ser biológico, intelectual o de entretenimiento. Está relacionada con los valores personales y subjetivos de lo que creemos que nos va a dar diversión y placer; y no tiene límite.  Esta búsqueda la compartimos también con los animales, por ejemplo un grupo de cachorros que están seguros, resguardados y alimentados, que dedican el tiempo a jugar.

  • Dharma: Es la búsqueda de la moral y la vida ética, propia de los seres humanos, consiste en actuar en armonía con el universo y con Dios, como es correcto y adecuado, según lo que se espera de nosotros. No nos guiamos únicamente según nuestra conveniencia, ni por nuestros caprichos.  Esto genera un placer mayor a Kāma, porque hay sentido de satisfacción al hacer bien las cosas, da méritos y es una forma invisible de buena fortuna y riqueza.  Esta búsqueda debe estar presente, para no hacer uso inapropiado del libre albedrío, lo que nos podría llevar a lastimar a los demás para obtener nuestro propio beneficio.  Los animales no tienen libre albedrío tienen instinto, por lo que no comparten esta búsqueda.

  • Mokṣa: En esta búsqueda queremos liberarnos de nuestro sentido de inseguridad, de infelicidad, de limitación y deficiencia. La búsqueda de la liberación o Mokṣa la buscan un número limitado de personas. Da libertad interna ya que en la búsqueda de artha, kāma y dharma, hay algo común: “yo busco”, la palabra “yo” aparece en todas. Nos identificamos con el cuerpo, las emociones o la mente, por ejemplo: soy feo, bajito, intolerante, apasionado. No nos vemos bien hoy tal y como somos y por ello nos sentimos limitados y carentes, ese es el problema fundamental.  Para solucionarlo debemos ver si es verdad que somos limitados o no, y corregir la visión de nosotros mismos.  No se busca la felicidad afuera sino dentro, en el ser que no es carente, quitando las capas que tenemos de ignorancia.

Las búsquedas de seguridad y de placer son legítimas y no deben ser abandonadas, pero para ello no se debe  transgredir a otros, y siempre y cuando al mismo tiempo se resuelva el problema fundamental, con autoconocimiento, fomento de la paz y felicidad interior.